viernes, 11 de junio de 2010

Necesito tus mentiras.

Sé que me mientes. No me preguntes cómo, simplemente lo sé.
Mientes cuando me reprochas que he sido un error que no volverás a cometer, porque te encanta errar.
Mientes cuando me dices que no me extrañarás ni una pizca, porque en verdad por dentro sentirás un gran vacío.
Mientes cuando señalas al cielo y me dices que no se va a derrumbar porque yo no esté, porque el que se derrumbará serás tú.
Mientes cuando me dices que me olvidarás, porque seguro que no habrá un día en el que no pienses en mí.
Mientes cuando me doy la vuelta dispuesta a marcharme y me escupes un "Hasta nunca", porque estas deseando que sea un "Hasta pronto".
Mientes cuando me gritas que en cuanto yo desaparezca de tu vida todo volverá a ser como antes, porque si yo me marcho tu ya no tendrás vida.
Necesito que mientas, porque será muy duro saber que me estoy mintiendo a mi misma.

3 comentarios:

MBree dijo...

La gente se miente continuamente, sobretodo a la hora de querer olvidar. Como un forma de autoengaño o algo por querer avanzar.

genial entrada =) un beso!

-LittleDreamer dijo...

OH DIOS! Me encanta, y tienes muchisima razon...
;)
Por cierto memorias de idhun... pff.. el mejor libro dl mundo, asi k... cuando puedas leetelo! ES GENIAL!
Te espero por mi blog!

mee. dijo...

Preciosaa!
Tienes un don para esto de escribir!
Cada vez que leo algo tuyo me haces reflexionar i pensar en mil cosas.

Un besoo(L)

Busca en mi bote de cristal

Felicity

Una vez soñé que te perdía. Estábamos en unos icebergs y no me acuerdo si tú te alejabas flotando de mí o yo de ti.

Pero recuerdo que me desperté a tu lado, era media noche y estaba lloviendo, como hoy. Te oí respirar y me calmé.

Era como si nos habláramos sin palabras.

Me pregunto cómo y cuándo aprendimos ese lenguaje secreto. Sólo sé que en algún momento, en los silencios, te oía.

Y ahora sólo me quedan las palabras, estas palabras inútiles cuando lo único que quiero es volver a estar a tu lado.

Hacer que te sientas seguro, ayudarte a dormir. Recuperarte.